martes, 28 de septiembre de 2010

Consulta indígena y recursos naturales

Latinoamérica particularmente en cuanto a los pueblos originarios que la habitan, siempre ha sido objeto de políticas extractivas de recursos naturales más o menos extensivas o intensivas. Ya sea que el Estado o empresas particulares se hayan hecho cargo de ellas, lo evidente es que ninguna ha tomado en consideración lo que puedan decir, opinar, necesitar o desear los pueblos que ancestralmente las han habitado.

Convertido sin embargo, más en un slogan político, un motivo de campaña política, la triste realidad es que en definitiva, o llegado el momento oportuno, absolutamente a nadie los ha tomado en cuenta.

La consulta índígena en cuanto a la explotación de los recursos naturales que abundan en suelo latinoamericano, debería ser un aspecto imprescindible ha ser considerado en estas circunstancias.

Implementada en algunos países a nivel constitucional, la consulta indígena, más allá de convertirse en la bandera de algunos aprovechados o politiqueros, o el pretexto de otros para cerrarse ante nuevos caminos de integración de las sociedades modernas con las tradicionales, debería ser un elemento que permita valorar y evaluar las bondades o defectos, las ventajas y desventajas que puede acarrear al conjunto el implementar tal o cual proyecto de extracción o aprovechamiento de riquezas naturales. Lo contrario, sería justificar el fin sin importar los medios que se empleen.

La consulta indígena, por el otro lado, tampoco puede convertirse en una herramienta de presión por parte de los grupos asentados originariamente en esas zonas de riqueza natural, para por medio de injustas y sobredimensionadas pretensiones, confiscar el futuro de la sociedad en general. Debería encontrarse el justo medio, o por lo menos, el equilibrio necesario para beneficiar tanto a unos como a otros.

Es necesario ante todo que, la consulta indígena sea manejada en términos culturales, medio ambientales, sociales, y ciertamente económicos y de desarrollo.

La consulta indígena debe constituirse más que en un fin en sí misma, en un medio para llevar la justicia, la igualdad, el desarrollo, el bienestar económico y las oportunidades en general a todos los involucrados.

2 comentarios:

  1. u mmmmmmmm q lala aser la tarea

    ResponderEliminar
  2. muy bueno me sirve para hacer consultas

    ResponderEliminar

También te puede interesar