jueves, 25 de junio de 2009

Medios mentirosos


Ya cansa. Cuando uno se sienta a mirar la televisión, escuchar la radio o leer un periódico, con la intención de informarse. ¿Qué es lo que uno encuentra? Mentiras y más mentiras, o por lo menos medias verdades que en el fondo son simples y puras mentiras por lo mismo. Y luego, unos echando lodo a los otros, que si se es imparcial y el otro no. Pero, ¿es que creen que la gente es tonta?, parece que si, y por lo visto no les importa. Es una falta total de respeto hacia los ciudadanos que los medios de comunicación de un país, de cualquier país le mientan, le digan cosas que no son o las maquillan para que parezcan. Que verguenza.
Pero es la naturaleza del ser humano, engañar para conquistar, acaso no está en su naturaleza?, y porqué no había de plasmarse en la política, y en los medios de comunicación. Mientras más controlada esté la sociedad, o se tenga una ambición y angurria de poder desmedida, los medios no importan, o mejor dicho, los medios si importan, si son de comunicación, si que importan y mucho. Es lamentable ver como la línea editorial de los medios de comunicación van cambiando con el cambio de los gobiernos. No estoy diciendo que todos los gobiernos se ocupen de manipular la opinión pública, pero que si pudieran hacerlo todos, lo harían. De qué depende entonces?, como ya lo dije, de la ambición, de los escrúpulos, de la ética y por sobre todo de la billetera que se tiene. Los medios se los compra con algo, y ese algo es necesariamente dinero y poder, principalmente el primero por que el segundo ya lo gozan. Por un lado podemos entonces decir que los medios de comunicación se alinean y se ocupan de decir lo que el líder quiere, cuando y como quiere. Pero no debemos, por simple justicia y objetividad, reconocer que algunos medios de comunicación se alinean o por lo menos se moderan en cuanto a sus informaciones y líneas editoriales, por un simple hecho de supervivencia. Así es, en aquellas sociedades o Estados donde los gobiernos muestran un irrespeto absoluto por la ley y los derechos de los ciudadanos, si te le pones al frente, corres el riesgo de ser simplemente eliminado. En el caso de los medios de comunicación, se los elimina estrangulándolos mediante controles fiscales, aplicando leyes medievales, desgastando su imágen con otros medios leales, etc.
Lo penoso es que el único que resulta dañado en definitiva es el ciudadano, que termina viviendo una mentira, una irrealidad, una quimera o por último una utopia. En cualquier caso, ese ciudadano asume posturas, líneas de pensamiento o posiciones político partidarias que no estan afianzadas en la realidad de su país, sino en la psiquis enferma de quienes lo manipulan. No pretendo mostrar que hay buenos y malos, no pretendo tomar partido por unos o por los otros, cada uno tendrá su particular punto de vista y su opinión sobre lo que un país necesita, o como debe ser la mentalidad de sus ciudadanos, sólo pretendo decir que la realidad y la aparente realidad que nos muestran los medios, debe ser motivo de un profundo análisis y reflexión por parte del auditorio, no es cuestión de escuchar y aprehender aquello que vemos, oímos o escuchamos. La prudencia y por sobre todo la racionalidad del receptor deben saber sopesar verdades, mentiras, o verdades a medias.

2 comentarios:

  1. Al respecto de los medios; han visto las diferencias entre un cuadro de Picaso y uno de Velazquez?

    Bueno, la cuestión es que según Picaso utiliza el cubismo, para mostrar además de lo que se puede ver, lo que el espectador sabe. Por ejemplo a una persona de perfil, a la cual supuestamente se le puede ver solo un ojo, Picaso le pinta -muestra- ambos ojos.

    En el caso de Velazquez, por ejemplo en su conocida pintura "las meninas" pinta; por así decirlo, una escena, que solo cobra significado para alquien que sabe en que contexto tienen sentido los personajes, sus ubicaciones y otras cuestiones.

    En ambos casos al mirar las obras de Picaso o Velazquez, es el espectador quien le otorga sentido y significado al resultado.

    Si aplicamos, una mirada similar a la Televisión, que es un cuadro tan plano y frío, como el de Picaso y Velazquez, entonces es indispensable que el espectador recicle y procese la información que recibe, acudiendo no solo a lo que se muestra o se ve, si no también a lo que se sabe.
    Es decir, de lo que se trata es de no aceptar automáticamente, la imagen, palabra y/o sonido que emite #la mágica caja# como una expresión legitima y verdadera de la realidad.

    Seguramente esto implica, un esfuerzo adicional, por que estamos acostumbrados, por cualquier razón, a creer que lo que miramos es la realidad.

    Naturalmente, para eso también hay que reconocer, con un sentido benigno; que hoy hay; por así decirlo, ARTI-STAS que manejan muy bien ARTI-MAÑAS, para representar sus expresiones, ya no en cuadros, sino en la cajita mágica LA TELEVISION.

    Reconozco, también que las OBRITAS DE ARTI que vemos en la televisión, ya no soy producto de un solo individuo inspirado, como Picaso o Velazquez, sino que es una obra colectiva entre; el dueño del medio, el camarografo, el jefe de prensa y el portavoz PRESENTADOR, que muchas veces funciona así; COMO UN ALTOPARLANTE, pues o lee o de dictan lo que tiene que comunicar.

    De tal forma, como un añadido más, para esperar fidelidad, ética u otras virtudes de las "cosas" que vemos en la TV, habría que sopesar en qué medida, dichos valores están encadenados o son patentes en el pequeños colectivo que es capaz de presentar las noticias de TV.

    Mejor sigamos, razonando por éste medio, prendamos la TV para distraernos, exitarnos, pero en ningun caso, para reclamar un sentido o significado de verdad.

    ResponderEliminar
  2. @garym: excelente, gracias por tu aporte. Un complemento excelente al post.
    Saludos

    ResponderEliminar

También te puede interesar